Noticias

Mayor uso de térmicas en Colombia ante baja de embalses no tendrá gran impacto en precios

Ante el riesgo que representa el bajo nivel de embalses en Colombia, en los márgenes históricos más preocupantes (32,4%) desde que empezaron a monitorearse en el Sistema Interconectado Nacional de la firma XM, para Alejandro Castañeda, director de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras de Energía (Andeg), la situación preocupa en el sentido que luego que pasa usualmente el verano entre diciembre y marzo, se espera la recuperación de los embalses entre abril y mayo, algo que por el momento no ha ocurrido.

“Riesgo de desabastecimiento inmediato no hay, pero podría haber riesgo pensando en el próximo año. Hay tiempo de reaccionar y, por ello, lo que se ha recomendado es que se empiece a reservar más agua y utilicemos más las termoeléctricas, las cuales se están usando en unos 50 GW al día, que es casi el 30% del total de la demanda”, dijo Castañeda.

En ello, el directivo coincide con la explicación y planes del Ministerio de Minas y Energía ante un posible riesgo en abastecimiento a mediano plazo, tal como expresó recientemente la ministra María Fernanda Suárez.

En este sentido, explicó que, incluso, la capacidad de las térmicas puede llegar a aportar cerca de 105 GW que representaría un 60% de la demanda y, en una eventual situación de emergencia, lo que el Gobierno buscaría sería utilizar este tipo de fuentes en mayor proporción para la generación de energía.

Si esto llegase a suceder, sin embargo, no se vería afectado en gran proporción el costo de la energía para los usuarios en Colombia, pues si bien la energía generada por térmicas es más cara que la hidráulica, la manera cómo opera el mercado energético nacional se soporta en el largo plazo.

“No veo un impacto muy grande porque en el mercado spot en el que participan generadores y comercializadores, vendiendo y comprando energía a precio de bolsa, esta se encuentra contratada en el largo plazo en un 80%. La exposición en bolsa sujeta a esta variación es solo del 15% y no es algo muy representativo para los usuarios”, agregó el director de Andeg.

Además, indicó, desde el año pasado, cuando se materializó la subasta de cargo por confiabilidad adelantada por el Ministerio de Minas y Energía para atraer nueva inversión al sector y mitigar un posible retraso en la entrada de operación de Hidroituango, comprometiendo tanto a proyectos de generación térmica, como renovables no convencionales e hídricos.

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) también lanzó una subasta de reconfiguración de compra, con el propósito de que la compañía que tenga energía disponible pueda ofrecerla y cubrir el déficit de energía en firme para el cargo por confiabilidad ante estas coyunturas, concluyó Castañeda.

Fuente: Valora Analitik