Noticias

Bogotá y Medellín tendrán mejoras en las redes de infraestructura de gas natural

En la segunda jornada del Congreso Naturgas 2021, los actores del sector puntualizaron los retos que existen con miras a impulsar la infraestructura y la demanda de gas natural.

La presidente de Transportadora Internacional (TGI), Mónica Contreras, mencionó que para garantizar la confiabilidad del servicio en Bogotá y Medellín se ampliarán las redes de transporte de gas. Para el caso de la capital de Colombia, se realizará la ampliación de un tramo del gasoducto que proviene desde Cusiana en la zona de Usme y un gasoducto adicional que permita mejorar el abastecimiento.

Frente a Medellín, la gerente aseguró que se debe hacer énfasis en el gasoducto de Jobo-Medellín, de donde derivó el tema de la importancia que llegarían a tener las plantas regasificadoras, tanto en Pacífico como en la región norte del país.

“Cuando miramos una tercera opción, el trazado para la Regasificadora del Pacífico es vital, tenemos que pensar en lo que significa el Pacífico para hablar de confiabilidad. La regasificadora en la costa norte es relevante”, apuntó Contreras.

Agregó que es importante para el país enmallar todo el sistema de gasoductos y empezar a trabajar por un sistema tarifario diferente, del cual no tengamos que hablar de cargos por distancia, sino por estampillamiento”, apuntó Contreras.

Los expertos y empresarios coincidieron en que el sector requiere de un mayor esfuerzo regulatorio, entendiendo que el costo para llegar a algunos usuarios es alto. Por ejemplo, Wilson Chinchilla, vicepresidente de distribución Promigas, puntualizó que para impulsar la industria se requieren de nuevos desarrollos y proyectos.

El primer elemento es la construcción del gasoducto Jobo, en Antioquia, permitiría acceder a los excedentes de gas natural en la costa atlántica, conectar con las nuevas reservas y con los yacimientos offshore y dar vía a la inversión de gas proveniente de la planta de regasificación”, aseguró Chinchilla.

María Fernanda Ortiz , presidenta Invercolsa, enfatizó en uno de los principales retos del sector es el siguiente: “Llegar a los usuarios con los altos costos que eso conlleva y hacerlo de manera financieramente viable”, expresó.

En línea con este escenario y de cara al proceso de transición energética, Alejandro Castañeda, director ejecutivo de la Andeg, dijo que la crisis energética de la transición evidencia que un sistema necesita tener soporte, respaldo de plantas térmicas y de plantas térmicas a gas, lo que será un punto vital.

Fuente: La Republica