Noticias

Andeg contradice a Asoenergía y asegura que la energía cara no es por culpa del carbón

Hace unos días, la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía) aseguró que el alza en el precio de la energía se debía a mayores costos en la generación, ya que el carbón y el gas natural importado estaban bastante costosos.

Por ello, LES pidió nuevamente al Ministerio de Minas y Energía, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tomar medidas para controlar esta alza, que también está afectando el nivel de los subsidios que el Gobierno nacional entrega para beneficiar a las familias de estratos uno, dos y tres.

Sin embargo, el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas de Energía (Andeg), Alejandro Castañeda, aseguró que las afirmaciones de Asoenergía no son ciertas y que este incremento en la tarifa de energía no es culpa de mayores precios de carbón y el gas natural.

Explicó que el precio de la energía en bolsa ha estado un 35 % más económico en los últimos meses y ha oscilado entre los $90 y $100 por kilovatio hora. Este es un valor acorde con una temporada de abundantes lluvias, como la actual, ya que en épocas de verano, cuando hay menos agua para generar energía y aumenta la operación de las plantas térmicas, el precio comienza a registrar fuertes alzas.

El director ejecutivo de Andeg destacó que el 82 % de la energía que se está generando en Colombia proviene de hidroeléctricas, que es más económica, y solo un 18 % se está generando con energía térmica. Del total del consumo diario, que son 210 GWh/día, solo el 10 % se genera con gas natural y un 3 % con carbón.

Esto significa que, a pesar de que el precio del carbón haya aumentado a $240 la tonelada, cuando hace unos meses era de $190, la generación en Colombia con este mineral no es la causante del alza en el precio de la energía, ni tampoco es culpa del gas natural, ya que la demanda interna se cubre con producción nacional, y no con importaciones.

Fuente: Semana